Fashion

Copenhague Trend Week, la nueva favorita de los referentes de la moda

Por Sofía Supervielle

Desde la influencer famosa Janka Polliani llegando en bicicleta y stilettos a los desfiles, hasta las danesas usando ojotas Havaianas con vestidos de seda afuera de los desfiles, la Copenhagen Trend Week (CPHFW) volvió a sorprender y se posicionó como la favorita de los referentes de la moda. No es un dato menor teniendo en cuenta que es de las semanas más jóvenes comparada con la trayectoria de las famosas París, Milán, Nueva York y Londres. Cada una con su estilo y perfil, despiertan pasiones dos veces al año, cuando atraen a modelos, influencers, aficionados y fotógrafos de todo el mundo. Pero la pasada CPHFW fue especial. Se llevó a cabo entre el 9 y el 13 de agosto, y fue la primera Semana de la Moda completamente presencial en la ciudad desde el comienzo de la pandemia. Por eso, se volvió a sentir la chispa de la diversión, el entusiasmo y la calidez que se vivía en cada evento de este tipo. Se vieron abrazos, risas y mucho neón. El evento en la capital danesa marcó las tendencias para el otoño europeo y cobra cada vez más relevancia entre los profesionales del rubro.

Helmstedt

Copenhague se encuentra bajo la mira de los aficionados del diseño desde hace un tiempo. Es considerada una de las ciudades más cool del momento por su estilo de vida y el famoso hygge, su arquitectura, el diseño en todas sus áreas y, por supuesto, la manera de vestirse de sus habitantes. Si bien la ciudad desprende estilo en cada uno de sus rincones todos los días del año, durante esa semana las reconocidas casas danesas Baum und Pferdgarten, Rotate, Rains y By Malene Birger, junto con otras 34 marcas locales e internacionales, expusieron sus colecciones y develaron lo que se viene en términos de moda.

Brogger

Al mejor estilo nórdico. Baum und Pferdgarten, una de las casas de moda más reconocidas de Dinamarca, fue fundada en 1999 por sus directores creativos, Rikke Baumgarten y Helle Hestehave. Se caracteriza por sus diseños atemporales, de contrastes inesperados y colores vibrantes. “Queremos crear diseños para personas que quieran divertirse con su expresión private. Nuestras colecciones pueden ser usadas de muchas formas diferentes por muchas personas diferentes. Sin embargo, nuestro objetivo es crear un espacio seguro para la autoexpresión que se manifieste para cada individuo”, dicen Hestehave y Baumgarten. Su última colección, llamada New Spirit, fue inspirada en el trabajo del finlandés Alvar Aalto. Los atuendos que combinaron blanco o negro con colores neón fueron su insignia.

Baum und Pferdgarte

Rains es otra de las marcas nórdicas más reconocidas internacionalmente. Utilizando las propias calles de la ciudad, presentó su colección Come Rain, Come Shine, inspirada tanto en la ropa de lluvia como en la ropa para días soleados. Si bien se pudo ver detalles en naranja neón, los colores protagonistas de su present fueron los neutros. La trench y los gorros de sol (o lluvia) fueron sus prendas estrella.
Comodidad y neón. Las ojotas Havaianas son el nuevo should have. Al menos eso dicen las danesas que caminaron por las calles de Copenhague durante la semana. Ellas las usan con vestidos de seda o denims, y también combinan championes deportivos con vestidos de fiesta. Los colores verde y anaranjado en sus tonos neón fueron los protagonistas de varias colecciones; la mezcla de estampados -como rayas con flores- y el estilo tye-die (doblar y atar una prenda para sumergirla en tinta y que se tiñan solamente algunas partes) fueron los favoritos de muchas. Los trajes, de colores neutros o vibrantes, también se vieron en casi todas las pasarelas; y las prendas acolchadas se repitieron en varias. Los pantalones holgados y la ropa de lluvia son otras dos tendencias que se vio en los espectáculos, así como los conjuntos de hilo.

RAINS

Objetivo: sustentabilidad. El Instituto Danés de Moda, encargado de organizar el evento, se preocupó de que las marcas participantes fueran cuidadosas con el medio ambiente en sus colecciones, según publicó Vogue. Así, en la net oficial del evento se puede leer qué hace cada una bajo esa premisa. La organización del evento no solo priorizó ese valor, sino que también se preocupó por ser consciente del contexto precise. En consecuencia, varias marcas llevaron a cabo sus desfiles al aire libre, como fue el caso de Helmstedt. Esta grifa eligió hacerlo a orillas del canal Nyhavn por su inspiración en el mundo acuático y la infancia. Buscando crear una colección de atuendos flexibles y cómodos, la pasarela de Gianni fue en una pista de esquí synthetic, ahora repleta de plantas por ser verano. Un rooftop resultó la locación elegida por (di)imaginative and prescient, que presentó una colección hecha completamente por restos de telas, y una plaza de la ciudad fue la de Baum und ?Pferdgarten.

El atractivo de las semanas de la moda no pasa solo por los espectáculos de cada marca, sino también por el present que se arma afuera de cada desfile. El avenue model es una gran fuente de inspiración para los aficionados de la moda e igual de importante que los desfiles en sí. Romina Introini, fotógrafa uruguaya de este estilo y con experiencia en varias semenas de la moda, conversó con Galería sobre su experiencia en la capital danesa.

(Di)Imaginative and prescient

· Con Romina Introini ·

El ojo uruguayo del avenue model

¿Cómo fue tu experiencia en CPHFW?
Estuvo increíble. Fue especial porque la Trend Week antepasada fue on-line y en la siguiente hubo algunos exhibits físicos pero la energía period distinta, la gente no tenía ganas de estar tan junta. Esta temporada se sintió que todo el mundo estaba feliz por el retorno de las cosas y volvimos a sentir esa energía mágica de las semanas de la moda. En el 2020 nos preguntamos si se iban a volver a hacer estos eventos, y esta semana confirmó que sí. Creo que por eso fue más intenso, emocionante y feliz.

¿En qué se diferencia la Semana de la Moda en esta ciudad del resto?
Fue mi tercera vez en la Semana de la Moda en Copenhague y recuerdo que cuando fui por primera vez se volvió mi favorita. Es muy diferente al resto de las ciudades en todo sentido. Primero, porque el estilo de la gente, en su día a día, es impresionante. Segundo, porque la Semana de la Moda en sí es mucho más amigable y descontracturada que el resto. Esta es mucho más nueva que las otras y creo que eso la hace más linda, con un aire nuevo y fresco. Te podés acercar mucho más a la gente que va a los exhibits y podés llegar a entrar al desfile sin siquiera tener invitación. Ya desde la organización es impresionante el trabajo que se toman para hacer que los invitados se sientan como en casa. Tienen un ómnibus que va de desfile a desfile, en el que fotógrafos, invitados o quien quiera puede subir e ir a otro desfile sin pagar. Te ayuda muchísimo cuando hay grandes distancias entre desfile y desfile; en las otras ciudades ni se les ocurre. En París hay pero si no me equivoco, solo pueden subirse invitados. CPHFW te da almuerzo, hace colaboraciones con lugares de comida y todos los días te dan wraps free of charge y botellas de agua, incluso para los fotógrafos, que en basic somos los que dejan de lado. Todo es igual para todos, quieren que todos vivan la misma experiencia más allá del rol que estén cumpliendo en el evento. A diferencia de la mayoría de las semanas de la moda, la gente en Copenhague es muy cálida y les gusta escucharte.

Foto: Romina Introni

¿Qué tuvo de especial esta edición 2021?
En esta semana en especial me sorprendió la cantidad de desfiles a los que logré entrar. Estoy acostumbrada a hacer fotos de avenue model pero esta vez, incluso antes de que empezara la semana, me llegaron invitaciones para asistir a los exhibits. Soy fanática de la marca Rotate, siempre vi sus desfiles desde el celular, pero este año lo pude ver en directo. Cuando los invitados ya estaban adentro, salió alguien de la organización a decir que había lugar para que todos los fotógrafos entráramos.

¿Cómo describirías el estilo danés?
Colorido, divertido e inesperado. En las otras semanas de la moda espero que aparezcan las danesas porque siempre me sorprenden, muestran nuevas combinaciones de colores, estampados y texturas. Te animan a que te la juegues. Ahora se ponen Havaianas con lo que sea, incluso con un vestido de seda, y les queda impresionante. En esta temporada también se vieron mucho los championes Salomon, que son para el aire libre y muchos fotógrafos los usan para la Semana de la Moda de Nueva York cuando es invierno, con vestidos de fiesta o trajes. Eso es lo que más me gusta, la habilidad que tienen para sorprender y encontrar combinaciones nuevas para cosas de todos los días.

Con respecto al diseño en basic, ¿creés que lo nórdico es lo del momento?
En mi opinión, lo nórdico es lo más cool, no solo en relación con la moda sino en el diseño en basic. Con poca cosa logran darle personalidad a lo que sea. Tiene una frescura que muchas otras semanas de la moda no tienen. El estilo francés es más elegante y serio, el danés es más joven, nuevo y cool. Son cosas distintas pero creo que se le está dando cada vez más relevancia al evento en esta ciudad, lo veo en los fotógrafos, que son cada vez más los que quieren ir a cubrirlo.

Foto: Romina Introni

Related posts

un aliado estratégico de la propiedad intelectual

admin

Finalizan Trend Supply, Shenzhen Authentic Design Trend Week y Première Imaginative and prescient Shenzhen

admin

Mercedes-Benz Trend week celebra 15 años de moda en México

admin

Leave a Comment