Fitness

Sprinter diversifica y abre su negocio de health a empresas

Sprinter busca refugio más allá del retail. La cadena de tiendas Sprinter, propiedad del gigante británico JD Sports activities, diversifica su negocio y buscará acuerdos con empresas para ofrecer servicios de su plataforma de entrenamiento on-line, siguiendo los pasos de plataformas como Andjoy o City Sports activities Membership. La empresa espera que este negocio suponga un 20% de la facturación de la plataforma en doce meses.

 

La plataforma mantendrá todos los servicios para los consumidores, pero tiene previsto ofrecer acceso a sus módulos de nutrición y health a los empleados de las diferentes empresas, además de ofrecerles algunas acciones presenciales con entrenadores personales o actividades de entrenamiento más lúdicas. Sprinter Move tiene un precio de 30 al año para el consumidor remaining, aunque para empresas, y en función de los trabajadores, el coste variará.

 

“La intención es llegar a más personas y que puedan consumir entrenos desde cualquier parte, incluso si teletrabajan, señala Alex Lamata, director de la plataforma, a Palco23. “Es más rentable vender servicios que ropa, pero con el poco margen que damos, tenemos que llegar a much de usuarios”, reconoce.

 

 

Sprinter Move se centrará en empresas con un gran volumen de empleados, aunque “atendemos a todas” pero “por nuestra envergadura, tenemos relación con empresas muy potentes y por ella empezaremos”.

 

La plataforma, que nació en junio del año pasado tras el confinamiento con 40 clases de entrenamiento en directo, en septiembre incorporó un servició de nutrición, de manera que todas las semanas envía a todos sus usuarios un menú adaptado a sus objetivos y condiciones, elaborado por un equipo de nutricionistas. Actualmente, cuenta con 12.500 usuarios, con el objetivo de alcanzar 14.000 socios a remaining de año.

 

Recientemente ha lanzado un servicio de biking indoor y a remaining de mes lanzará un servicio de combate en casa. Por otro lado, en enero lanzará un módulo de meditación. Por otro lado, dentro de sus planes de expansión, el objetivo es salir de España y llegar a Portugal y al norte de Europa.

 

 

 

 

La plataforma nació siguiendo los pasos de grupos como Nike, Underneath Armour o Lululemon, que cuentan con sus propios servicios de entrenamiento tanto a través de desarrollos propios como mediante aplicaciones que han ido adquiriendo. El contenido incluye más de cuarenta clases en directo a la semana de disciplinas como pilates, yoga o entrenamientos de alta intensidad. Además, los usuarios tienen acceso a envíos gratuitos de Sprinter y otras promociones. La iniciativa nació de otro proyecto impulsado por Sprinter durante el confinamiento, SprinterGym, con la que el grupo ofreció clases virtuales a través de Youtube.

 

Sprinter fue fundada por las familias Segarra y Bernad en 1995 en Valencia y en 2011 pasó a manos del grupo británico JD Sports activities. La pink cuenta con más de 160 tiendas en España.

 

La empresa fue fundada en 1981 y, actualmente, es propiedad de Pentland Group. JD Sports activities cerró el ejercicio del año pasado con ventas y beneficio casi a la par que el año anterior, previo al estallido del Covid. Pese a los cierres de tiendas debido a la pandemia, la compañía elevó sus ingresos un 0,92%, hasta 6.167,3 millones de libras (7.114 millones de euros).

 

Related posts

Retos health para la vuelta a la rutina

admin

Deporte y solidaridad este domingo en el Centro Deportivo Dénia con una Maraton Danza-Health

admin

Formas sencillas de mejorar tu condición física – Experto en health e influencer, Dan Martine Paul

admin

Leave a Comment