Travel

Thanksgiving journey gridlock is due again with a vengeance

En Los Ángeles, el inicio oficial de la temporada navideña no está marcado por la caída de las hojas o una fina capa de nieve, sino por las luces traseras rojas y blancas parpadeantes, que serpentean a lo largo de la Autopista 405 mientras millones de personas salen de la ciudad para pasar con sus seres queridos el Día de Acción de Gracias.

El año pasado, esa tradición anual se vio alterada por restricciones de viaje más estrictas en medio de la creciente oleada invernal del COVID-19.

Pero los expertos en viajes esperan que las cifras se recuperen a niveles casi prepandémicos esta semana: se estima que 3.8 millones de californianos del sur conducirán a sus destinos de vacaciones, un 9% más que el año pasado y solo un 1% menos que en 2019, según el Vehicle Membership del Sur de California.

Muchos de los principales destinos de vacaciones a nivel nacional se encuentran en California, incluidos Anaheim, San Diego, Santa Bárbara y el Parque Nacional Yosemite, precisó el membership, por lo cual los conductores deben estar preparados para el tráfico pesado.

Sin embargo, no todas las horas pico de viaje son iguales. Las principales áreas metropolitanas enfrentarán la mayor congestión el miércoles de 1:30 a 6 p.m. a medida que aquellos que salen del trabajo se unen a los viajeros ya de vacaciones en la carretera, agregó la entidad.

Los Ángeles realmente comenzará a sentir la disaster después de las 3 p.m. del miércoles, señaló el portavoz del Vehicle Membership, Doug Shupe. “Va a estar cada vez más concurrido”, expuso, y habrá también “una buena congestión” el martes por la noche.

Los expertos de la compañía de análisis de transporte Inrix afirmaron que el segmento de la carretera native más concurrido será la Autopista 5 en dirección sur, desde Colorado Road, en el vecindario de Griffith Park, hasta Florence Avenue, en Downey, donde se espera que el tráfico se eleve a un 385% por encima de los niveles normales el miércoles por la tarde y noche.

Es possible que todas las autopistas de salida estén congestionadas el martes y miércoles por la tarde, agregó la firma de análisis, por lo que los conductores deben planear salir temprano y prepararse para tiempos más largos.

Quienes buscan evitar esa situación también pueden esperar hasta la mañana del propio Día de Acción de Gracias, cuando las carreteras suelen estar más despejadas.

Mientras tanto, aquellos que viajen por aire igualmente se encontrarán con largas filas, ya que se anticipa que los vuelos aumentarán para la fecha.

Los funcionarios del Aeropuerto Internacional de Los Ángeles (LAX) estimaron que dos millones de pasajeros pasarán por las terminales durante la quincena de vacaciones de Acción de Gracias, del 18 al 30 de noviembre. La cifra es el doble de la del año pasado, pero sigue siendo de un millón menos que en 2019.

Es possible que el domingo después del Día de Acción de Gracias sea la jornada más ajetreada en el aeropuerto, con una proyección de 175.000 pasajeros, detalló la portavoz de LAX Heath Montgomery, la semana pasada. “Ese todavía no es un nivel prepandémico, pero definitivamente es el más activo que hemos tenido desde principios de 2020″, destacó.

Los aeropuertos regionales más pequeños también se preparan para un mayor volumen de pasajeros, y los funcionarios del aeropuerto de Lengthy Seashore proyectan un número de viajeros cinco veces mayor que en 2020, aunque tampoco se llegará a los niveles de 2019.

El Aeropuerto Internacional de Ontario, en San Bernardino, igualmente anticipa números elevados, remarcaron las autoridades. Está previsto que el miércoles sea el punto más alto, cuando se esperan más de 19.000 viajeros.

Pero gran parte del dolor de cabeza permanecerá en las carreteras, ya que la mayoría de los conductores notarán un aumento vertiginoso de los precios de la gasolina, además del tráfico intenso. Un galón de flamable common sin plomo promediaba el martes los 4.7 dólares en California, solo una décima de centavo por debajo del máximo histórico establecido en el estado, el lunes.

En el condado de Los Ángeles, los valores se acercaron el mismo día a niveles récord de $4.704 por galón. El récord del condado, $4.705, se estableció en 2012. El Vehicle Membership señaló que los precios entre las estaciones pueden diferir hasta en un dólar por galón.

La paciencia y la cortesía también marcarán una gran diferencia en la carretera, destacó Shupe. “Esta es la primera vez que tanta gente se conectará con sus seres queridos, y todos esperan con ansias los próximos días de buena comida, amigos y familia”, expresó. “Solo hay que saber que tomará un poco más de tiempo llegar”.

En cuanto a esas luces traseras tradicionales rojas y blancas, finalizó: “Las autopistas del sur de California lucirán con whole seguridad como bastones de caramelo”.

Para leer esta nota en inglés, haga clic aquí.

Related posts

Implementará IATA Journey Move en marzo

admin

Journey Cloud System, comienza una nueva period para la distribución turística

admin

“¿Tiene sentido gastarse aquí tanta cantidad de dinero?”

admin

Leave a Comment