South America Economy

AMLO pide fortalecer a América del Norte frente a la competencia china

Ciudad de México. El día de ayer fue reactivada en la Casa Blanca la Cumbre de Líderes de América del Norte luego de haber sufrido un prolongado paréntesis de cinco años impuesto por el entonces presidente Donald Trump.

Tres fueron los vectores construidos para la realización de la Cumbre en la que participaron los presidentes de México y Estados Unidos, Andrés Manuel López Obrador y Joe Biden, y el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau: trabajos conjuntos para mitigar los efectos de la pandemia Covid-19 y promover la salud world; fomentar la competitividad y crear las condiciones para un crecimiento equitativo y; coordinar una respuesta regional frente a la migración.

La integración económica, con respeto a nuestras soberanías, es el mejor instrumento para hacer frente a la competencia derivada del crecimiento de otras regiones del mundo”.

Andrés Manuel López Obrador, presidente de México.

Y en cuanto al necesario fortalecimiento de la integración regional, el canciller indicó: “se reinstala una concept de una visión común de Norteamérica”.

El presidente López Obrador leyó un discurso durante el evento de apertura donde abordó los tres vectores, sin embargo, le dio un peso relativo importante al comercio, resaltando el estratégico valor que significa la integración de los tres países para enfrentar la competencia del exterior, principalmente China. “La integración económica (…) es el mejor instrumento para hacer frente a la competencia derivada del crecimiento (…) de China”, comentó el mandatario mexicano.

El entorno ríspido entre Estados Unidos y China fue asimilado en la elaboración del discurso del presidente López Obrador lo que significó un gesto para el estadounidense. AMLO proyectó para el año 2051 un panorama complejo para la región si no reacciona de manera conjunta: “(…) En otros 30 años (…) China tendría el dominio del 42% del mercado mundial y nosotros, Estados Unidos, México y Canadá nos quedaríamos con el 12 por ciento”.

En medio de esta proyección, el presidente mexicano vaticinó que este escenario “nos podría poner en peligro a todos” debido a que “mantendría viva la tentación de apostar a resolver esta disparidad con el uso de la fuerza”.

En el vector migratorio, el presidente López Obrador le dedicó otra flor al presidente Biden al señalarlo como el primer mandatario estadounidense “en la historia” que “ha manifestado (…) un compromiso tan claro e inequívoco para mejorar la situación de los migrantes”.

Compromisos

La Casa Blanca emitió un comunicado en donde despliega los compromisos surgidos de la Cumbre. En materia sanitaria destacan varios elementos. Uno de ellos es que Canadá y México pagarán dosis de vacunas a Estados Unidos para donarlas a países caribeños; apuntalarán las cadenas de suministro médico con miras a fabricar componentes de vacunas y otros suministros de salud pública en la región de América del Norte; y trabajaran juntos para aumentar los compromisos para mejorar la distribución world de las vacunas Covid-19 en el mecanismo de la ONU conocido como COVAX.

En materia económica, los compromisos apuntan hacia el fortalecimiento de las cadenas de suministro en América del Norte mediante la creación de un mecanismo de coordinación trilateral, con el objetivo de definir las industrias esenciales para erradicar interrupciones futuras; los tres países se comprometen a fortalecer los vínculos de las pequeñas y medianas empresas conectando los centros PYME de la región y también existen compromisos para erradicar los productos falsificados en el comercio.

Tenemos que poner fin a la pandemia y tomar medidas decisivas para frenar la disaster climática”.

Joe Biden, presidente de Estados Unidos.

Los tres países se comprometen a promover buenas prácticas regulatorias para lograr un crecimiento duradero que brinde más transparencia, inclusión y responsabilidad.

En materia laboral, se comprometen a proteger los derechos laborales y a prohibir la importación de bienes producidos con trabajo ilegal o forzado.

Los tres países celebrarán una reunión de expertos en cibernética para prevenir los problemas que el tema representa en este siglo e impulsarán un web abierto y seguro.

Cambio climático

Los efectos del cambio climático han llegado para quedarse, por algún tiempo, eso es lo que esperan los tres mandatarios. Para ello, se comprometen a mitigar el metano y carbono para disminuir las emisiones de metano en todos los sectores, especialmente el petróleo y el fuel. Desarrollarán estrategias para reducir el carbono negro de los vehículos y motores diésel.

El canciller Marcelo Ebrard indicó que Estados Unidos podría desarrollar un programa al que “llamaría Sembrando Oportunidades, que es lo que AMLO viene planteando respecto a Centroamérica, principalmente, y el sur de México”. La Casa Blanca plantea que los tres países pongan fin a la desforestación.

Más integración

La diversidad y cantidad de temas abordados a través de los compromisos reflejan a una región muy integrada y con enorme camino por recorrer juntos. Las presiones mediáticas de los respectivos países reflejan la diversidad de agendas; por ejemplo, en México el tema de la reforma energética está debatiéndose con tono político, sin embargo, el T-MEC sería el mecanismo que tendría que estar en el centro de la discusión.

Para Canadá, los subsidios que el presidente Biden desea otorgar parta incentivar la industria del coche eléctrico, es materia de preocupación. También el T-MEC es el instrumento que resolverá las diferencias.

Por lo pronto, la Cumbre de Líderes de América del Norte ha renacido y tiene visión geopolítica. Y en 2022 tendrá como sede la Ciudad de México.

geopolitica@eleconomista.mx

Related posts

Lento avance empresarial en economía round Diario Expreso

admin

La disaster energética profundiza los cuellos de botella productivos y golpea la recuperación económica world

admin

Glasgow esquiva el fracaso climático

admin

Leave a Comment