South America Economy

El plan para posicionar a RD como el país más competitivo de la región

El Consejo Nacional de Competitividad (CNC) es una entidad del Estado Dominicano creada el 3 de noviembre de 2001 mediante Decreto Presidencial y ratificado el 10 de enero del año 2006 por medio de la Ley No. 1-06.

Su objetivo principal es concertar, formular e implementar políticas y estrategias que fomenten la competitividad empresarial de los sectores productivos del país. Para esto utiliza como referente la Estrategia Nacional de Desarrollo (END) y el Plan Nacional de Competitividad Sistémica (PNCS).

En tanto, la competitividad es un conjunto de cualidades que ayudan a explicar los diferentes niveles de productividad y riqueza de las naciones, y la razón por la que algunas naciones se han desarrollado más rápido mientras que otras se han quedado estancadas.

En ese contexto, el presidente Luis Abinader, está convencido que no existe relación entre el tamaño de un país y su éxito. Pues, se observa que en los últimos 50 años, algunos países que han realizado un gran progreso económico son grandes como China y, más recientemente como India, otros son medianos como Corea del Sur, Vietnam o incluso España, y también los hay pequeños, como Hong Kong, Singapur, Emiratos Árabes Unidos o la vecina Costa Rica.

En ese contexto, el mandatario instó a los sectores nacionales a firmar un contrato de honor y voluntad, en la aspiración de convertir a la República Dominicana en uno de los países más productivos, competitivos y equitativos del mundo, con una meta inicial de liderar Centro América al 2024.

En ese orden, el jefe de Estado presentó la Estrategia Nacional de Competitividad, que contiene un conjunto de reformas necesarias para el desarrollo de la nación, entre ellas la reducción de la burocracia que impide hacer más rápido todo el proceso para realizar una inversión.

Mediante el Decreto 640-20 se crea el Programa Burocracia Cero que busca elevar la eficiencia del Estado a través de la reducción de las trabas regulatorias. Para ello, el Poder Ejecutivo promulgó la Ley 167-21, de Mejora Regulatoria y Simplificación de Trámites, con el objetivo de agilizar los trámites burocráticos al momento de lanzar un proyecto.

En la primera etapa de la implementación de esta ley se han priorizado alrededor de 80 trámites en 25 instituciones del Estado junto a la ejecución del Marco Nacional de Interoperabilidad. En ese sentido, se han definido las siguientes metas para 2021 y 2022: Ventanilla de formalización de empresas 24 horas, Ventanilla única de construcción (VUC), Ventanilla única de inversión (VUI), Registro Sanitarios, Exequatur de profesionales, Actas de nacimiento, declaraciones tardías, corrección de datos y solicitud de cédula de la Junta Central Electoral, solicitud y renovación de pasaporte y la No objeción de uso de suelo.

Asimismo, el presidente Abinader aseguró que se han revisado 1,873 trámites en 53 instituciones que, en términos de eficiencia, cuestan a los dominicanos unos 264 mil millones de pesos al año o un 5.5% del PIB. De estos, se ha priorizado la simplificación de 274 trámites, que corresponden al 60% de estos costos, y se han agrupado en 10 metas principales específicas.

Por su parte, Peter Prazmowski, director Nacional de Competitividad, indicó que la Estrategia que utiliza el Índice de Competitividad World de Foro Económico Mundial, se basa los niveles de competencia de 141 países a través de 113 indicadores agrupados en 12 pilares.

Estos índices también determinan las áreas prioritarias para impulsar la competitividad en la República Dominicana. En ese sentido, en nuestro país existen 20 indicadores que presentan deficiencias, como son, según Prazmowski: la corrupción, dependencia judicial, malas prácticas policiales, bajos ingresos de escolaridad, entre otros.

Cabe recordar que República Dominicana obtuvo 58,31 puntos en el Índice de Competitividad de 2019, publicado por el Foro económico Mundial, el cual mide cómo un país utiliza sus recursos y su capacidad para proveer a sus habitantes de un alto nivel de prosperidad. Su puntuación fue mejor respecto al informe del año anterior en el que obtuvo 57,38 puntos.

A nivel mundial, nuestro país se ubicó en el puesto 78 del rating de competitividad world, de los 141 países analizados. Ha mejorado en este último informe su situación, ya que en 2018 estaba en el puesto 82.

De este modo, el gobierno pone en marcha la Estrategia Nacional de Competitividad para lograr una transformación que eleve de manera significativa el estándar de vida de todos los dominicanos y dominicanas, proporcionando equidad y un mayor nivel de dignidad para sus ciudadanos. (rm)

Suscríbete a la revista y regístrate a nuestros newsletters para recibir el mejor contenido en tu buzón de entrada.



Related posts

Un análisis de ADN reveló el sorprendente origen de la momias de Tarim en China

admin

La petroquímica Dow se asocia con una cooperativa para producir una nueva resina a partir de residuos plásticos

admin

La Jornada – El peso mexicano pierde 1.17%, cierra en 21.2275 por dólar

admin

Leave a Comment