South America Economy

Indra deja atrás las pérdidas y gana 115 millones hasta septiembre, un 77% más que antes de la pandemia | Economía

Cristina Ruiz e Ignacio Mataix, consejeros delegados de Indra.
Cristina Ruiz e Ignacio Mataix, consejeros delegados de Indra.

La tecnológica española Indra ganó en los nueve primeros meses del año 115 millones de euros. El resultado supone no solo dejar atrás las pérdidas de 31 millones en que incurrió en el mismo periodo del año pasado, cuando la pandemia hizo estragos, sino rebasar en un 77% los 65 millones de beneficio neto de 2019. En un hecho relevante remitido este miércoles a la CNMV, la compañía anuncia otra novedad de alcance: siete años después de suspender el dividendo, planea volver a recuperarlo y entregar 15 céntimos en efectivo por título en julio de 2022, una decisión que deberá ser refrendada en junta de accionistas.

Los ingresos entre enero y septiembre suman 2.363 millones de euros, un 9,7% más que en 2020. La unidad de transformación digital (Minsait) lideró las ventas, con 1.537 millones (un 8,8% más), aupada por el fuerte crecimiento de Administraciones Públicas y Sanidad (del 33% en moneda native, por la mayor actividad en España con las distintas administraciones, la filial de Italia y el negocio de elecciones).

El área de transporte y defensa facturó 826 millones (un 11,5% más) gracias a la mayor actividad en Azerbaiyán y Vietnam, Europa (Eurofighter) y España (fragatas F110, vehículo 8×8, simuladores NH90 y Chinook). La firma también ha reducido su deuda neta de 626 millones a 503 millones, con lo que deja su ratio de deuda/ebitda en 1,7 veces, frente a las 2,8 veces de hace un año. Ante la mejora de las perspectivas, Indra ha revisado al alza sus perspectivas para el conjunto del año. Ahora espera cerrarlo con unos ingresos superiores a los 3.300 millones de euros, frente a los más de 3.200 millones que auguraba antes.

Aunque su beneficio está ya por encima de niveles prepandemia, la cotización de la empresa no ha recuperado todavía esos umbrales. En lo que va de año sus acciones suben más de un 39% y valen 9,56 euros, mientras que en febrero del año pasado, antes de que estallara la emergencia sanitaria, superaba los 11 euros. Su capitalización bursátil precise es de 1.715 millones de euros.

La cartera de pedidos alcanzó los 5.362 millones de euros en los nueve primeros meses de 2021, un crecimiento del 4%. En el caso de la división de Transporte y Defensa ascendió a 3.729 millones de euros y aumentó un 7%, destacando la cartera acumulada de Defensa y Seguridad con 2.352 millones. Por su parte, la cartera de Minsait descendió un 2% y se situó en 1.633 millones de euros.

La contratación, sin embargo, se ha resentido frente a 2020. En el caso de la división de Transporte y Defensa cayó en los primeros nueve meses un 17% en moneda native, debido a que el año pasado se hizo con proyectos de fragatas F100, radares en el Reino Unido y Corea del Sur, centros de management para transporte ferroviario en Irlanda, T-Mobiitat en España, sistemas de gestión de túneles en Colombia y sistemas de tráfico aéreo en programas europeos y centroamérica. En el tercer trimestre, sin embargo, ha crecido la contratación en el área de Defensa y Seguridad un 24% en moneda native, sobre todo por los contratos de Radares Lanza 3D en España y un sistema de defensa aérea en Ruanda, y también en el segmento de tráfico aéreo (23% más) por diversos proyectos con Enaire en España y el proyecto de gestión de tráfico aéreo en Kuwait.

En la división de Minsait, la contratación se mantuvo estable. En la cuenta de resultados ya se incluyen las ventas de SmartPaper, adquirida a finales del año pasado, que reportó 26 millones de euros. También las plusvalías de 17 millones por la venta de sus instalaciones en San Fernando de Henares a XDATA Properties.

Más de 50.000 trabajadores

La plantilla ultimate al cierre de septiembre de 2021 estaba formada por 51.310 empleados, lo que supone un incremento del 7% frente a septiembre de 2020 (3.388 empleados más, incluyendo la plantilla asociada a la adquisición de SmartPaper, inicialmente con 1.047 empleados). En el trimestre, la plantilla ultimate al cierre de septiembre de 2021 aumentó un 3% respecto a junio de 2021 (1.566 empleados más), concentrándose el incremento en América (1.081 empleados más) y en España (478 empleados más).

El tipo de cambio restó 41 millones de euros a los ingresos en los nueve primeros meses de 2021, principalmente por la depreciación de las divisas latinoamericanas (actual brasileño, peso argentino y soles peruanos). En el tercer trimestre de 2021 se redujo significativamente la contribución negativa del tipo de cambio, siendo sólo de 2 millones de euros.

Related posts

La Navidad más cara de la historia

admin

Analistas esperan que el nicaragüense, Daniel Ortega, extienda su mandato hasta 2027

admin

Dinero digital en Perú: avances globales y perspectivas | AméricaEconomía

admin

Leave a Comment